Capitulo 6


Toluindar, o La Isla de los Elfos Azules

Cuando los PJ llegan a la ciudad de los Edeluini (los elfos azules) notarán que no esta rodeada por murallas, en cambio un acueducto la circunda. El Palacio de la Isla, llamado Óstol, y la ciudad, poseen una arquitectura de estilo griego, pero con múltiples elementos que hacen uso del agua: fuentes, acueductos, canales, calles sumergidas habitadas por elfos azules (que respiran agua) y otras criaturas marinas. Hay muchos edificios de piedra muy altos y estilizados, en su gran mayoría poseen cascadas artificiales. Tales edificios no tienen entradas a nivel del suelo, en cambio hay círculos mágicos en los que el visitante se para y un disco flotante lo eleva al piso deseado. La fuerza policial que patrulla las calles (en grupos de 3 a 5) visten uniforme negro y usan báculos que lanzan Proyectil Mágico (3 por round, 12 cargas).

En las tiendas se consiguen:
  • Juguetitos con formas de animales marinos (1 a 5MP)
  • Pastillitas que al agregarlas a una olla con agua la calientan al punto de ebullición, o la congelan (1MO cada pastillita)
  • Peces fluorescentes para iluminar la casa (2MO por pez)
  • Comida de mar (sushi?)
  • Pociones para respirar agua (450MO, 2 dosis, efectos duran 1 hora+1d10 rounds)

En las tiendas especiales que hay en las calles bajo el agua se puede conseguir:
  • Cota de Escamas (120MO, TP:14)
  • Armadura de Cuero Negro (5MO, TP: 12)
  • Escudo de Escamas (7MO)
  • Tridente (15MO, 1d6+1/3d4)
  • Ballesta Ligera (35MO)
  • Saetas para Ballesta Ligera (1MP, 1d4)
  • Arpón (20MO, 2d4/2d6)
  • Lanza Larga (5MO, a 1 mano:1d8/1d8+1; a 2 manos: 2d6/3d6)
  • Poción de Curación (200MO, cura 2d4+2)
  • Botas para Nadar, o Flippers (8MO, Índice de Movimiento +2 en agua, -2 en tierra)
  • Pergamino Impermeable (5MO por hoja)

Toluindar es una obra de arte, el último gran reino antiguo que ha sobrevivido eones. La ciudad es considerada cuna de la magia y allí habitan muchos hechiceros locales y de todas partes del mundo.

Óstol
El Palacio es de colores claros, de altísimas torres que desafían la gravedad. Es cuadrado, en cada esquina hay 1 torre, pero estas torres tienen forma de estatuas, elfos que miran al cielo y parecen sostener las nubes. La gente los considera los guardianes del Palacio.

Los PJ obtendrán acceso al Palacio al mostrar los documentos de la Reina Alina y serán llevados al salón del trono por el chambelán, un cefálido, es decir, humanoide con cabeza de pulpo. Allí tendrán audiencia con el Gran Patriarca de Toluindar, Zamzelius Van Leuben (Van es un título honorífico en Toluindar).

Al entrar allí notarán que su interior es muy fresco, siguiendo el mismo estilo arquitectónico que mezcla agua y roca como decoración maravillosa. El salón del trono posee agua de 1m de profundidad con múltiples pececitos de colores, 6 cascadas silenciosas llenan constantemente el salón, en las paredes hay frescos que ilustran varias criaturas marinas. Hay centinelas elfos con tridentes y armaduras con diseño similar a los peces de las profundidades. El trono es una ostra gigante azulada que reposa en una elevación escalonada de marmol a 2m sobre el agua.
Allí esta sentado un elfo azul que irradia mucha sabiduría, su apariencia es la de un joven, como todos, de larguísimo cabello celeste, ojos nostálgicos y ropajes de color aguamarina. El Gran Patriarca es generalmente el elfo más anciano en Toluindar.

Zamzelius pedirá a los PJ que permanezcan en Óstol para que descansen de su viaje, y luego podrán reunirse para hablar tranquilamente. Si algún PJ esta herido o enfermo, será atendido inmediatamente y revitalizado por los clérigos que alli habitan. Los PJ podrán descansar en habitaciones individuales y espaciosas. Zamzelius les pedirá noticias del Rey y la Reina, Garius y Alina Dolgaria. Zamzelius ofrece responder cualquier duda que los PJ pudiesen tener. El Gran Patriarca es un Sabio especializado en ciertas áreas. Sabe todo lo que hay que saber con respecto a arquitectura e ingeniería, los océanos y sus criaturas. Posee gran conocimiento en las artes y la música de origen élfico. Tras una charla, Zamzelius llevará a los PJ hacia la habitación donde se guarda el Tesoro que la Reina Alina desea trasladar al Gran Palacio. Les explica de camino que El Tesoro de la Ondina era conocido con otro nombre: La Esfera de Aniquilacion, un artefacto hecho de “nada y vacío, es como un agujero en el universo que al activarse devora todo lo que toca, y si cayera en manos equivocadas podría causar un desastre.”

El Tesoro de la Ondina
La puerta a la habitación donde se guarda el tesoro posee varios glifos y runas que resplandecen con luz azul cuando Zamzelius se acerca con los PJ. El Patriarca pronuncia unas palabras, las runas se apagan, y la puerta se abre. Inmediatamente los PJ y Zamzelius sienten una mala presencia, como un viento frío. Al entrar verán muchos cofres y arcones, cajas y tesoros varios, y en medio de la habitación un podio con una urna de cristal, pero el Tesoro de la Ondina no reposa allí. Zamzelius da la alarma y pide a los PJ que por favor permanezcan en sus habitaciones.

Óstol se transforma repentinamente en un lugar caótico. Soldados y ayudantes corren apresurados de un lugar a otro, asegurando todas las entradas al Palacio. No es posible para los PJ averiguar realmente que ha pasado, hasta que Zamzelius los llama para contarles que en efecto alguien ha robado el Tesoro de la Ondina, pero no se sabe quién lo hizo, ni como, ni cuando.

El Fin
En la noche un extraño fenómeno ocurre. Decenas de estrellas fugaces adornan el firmamento. Sin embargo, las lucecitas en la distancia empiezan a crecer en frecuencia y en tamaño. Un meteorito cae en el mar distante, y cientos más comienzan a caer sobre Toluindar, destruyendo todo, dando inicio a una terrible pesadilla. Aunque Toluindar es la capital de la magia, ha sido completamente tomada por sorpresa. Cualquier esfuerzo por defenderse de los meteoritos será frustrado.

Los PJ tienen un 5% de probabilidad cada 3 rounds de ser alcanzados por una explosión en medio del caos. Si fallan este chequeo hacen una TS vs. Conjuros, si lo fallan reciben 3d6 de daño. Si intentan salvar a Zamzelius lo veran a poca distancia (en un jardín, en el trono) sumido en gran tristeza. Un meteorito o una torre que se cae acabarán con su vida. Los soldados del Palacio llevaran a los PJ fuera de la ciudad hacia un precipicio, les dan pociones de respirar agua, y les arrojarán al mar (si no saltan por voluntad propia). Esta caída a las aguas puede causar daño. Hacer TS vs. Paralización, si la fallan pierden 4d6 (PV temporales, además los otros habitantes de Óstol que han escapado les curarán dado el caso).

El Pueblo Mer
Bajo las aguas que rodean Toluindar, entre los arrecifes agudos e impenetrables por barco alguno, habita el Pueblo Mer, es decir, tritones (mitad pez, mitad humanoide), edeluini (elfos azules), y cefálidos (humanoides con cabeza de pulpo). La destrucción de Toluindar ilumina las aguas tiñendolas de rojo. El chambelán de Óstol se encuentra con los PJ, les aclara el peligro que conlleva la pérdida del Tesoro de la Ondina, un artefacto antiguo que perteneció al Imperio Azur, extinto ya 1000 años atrás. Si los PJ le preguntan al chambelán acerca del objeto y el Imperio Azur, esto es lo que el chambelán sabe:

  • El último emperador se llamaba Cónegan, murió en la guerra civil que acabó con el Imperio.
  • Los emperadores de aquellos días eran los que nacían el día que la estrella Azur resplandecía con gran intensidad.
  • Los emperadores poseían habilidades sin par en todo el mundo, controlando una fuerza misteriosa parecida a la magia.
  • El Imperio Azur estaba hacia el oeste, al otro lado del mar, en una tierra que ha permanecido muerta desde entonces.
El chambelán también informa que ha enviado mensajeros para informar al Rey Garius de la destrucción de Toluindar y la pérdida del Tesoro de la Ondina. Mientras tanto los PJ son llevados a unas cavernas submarinas donde reciben cuidados. Todos los sobrevivientes se están agrupando allí en las cavernas. El chambelán ofrece a los PJ transporte hasta las costas al este, para que lleguen sanos y salvos a tierra firme. Las monturas son delfines que los dejarán en las playas rocosas entre el Gran Palacio y Viejo Kast. El viaje tomará algunas horas.

El Artífice de la Destrucción
Aquel que ha robado el Tesoro de la Ondina, y que con sus magníficos poderes telekinéticos ha causado la destrucción de Toluindar, es el demonio Legión Yeenoghu. Ha robado el artefacto para entregárselo a alguien más.

Próxima Entrega: Capítulo 7, Legión.

1 comentario:

Tavo el Ninja dijo...

JORGE: Recuerdo que compramos varias pastillas para calentar o congelar agua.